MI REY


 

Mi rey me ordena
que baje la cabeza
que asienta a su destreza
de componer la historia
haciendo que la gloria
esté de nuestro lado
aunque nos ha quitado
la sal, el pan y el agua.

Mi rey se ofende
si digo que no es justo
que solamente Augusto
sea santo venerado
yo creo que es pecado
cuando se calla otorga
y lo que a mi me carga
es silenciar mi voz.

Mi rey prefiere
cortar cien mil cabezas
antes que la bajeza
de mansillar su honor
cediendo el tricolor
a rojos y amarillos
que besan el anillo
de un cura protector.

Mi rey se espanta
cuando digo que el chicho
era mejor que el choche
mejor que Ibañez fué
el dice que no vé
como una medida
que el estado siga
dando leche a la niñez

Mejor hubiera sido
formar una empresa
haciendo su grandeza
vendiendo cada acción
de uno a un millón
a gringos y orientales
que compran los metales
a precio de ocasión.

Mi rey me dice
que debo estar conforme
que es ganancia enorme
que él esté arriba
que solo él me priva
de plagas y de males
que son todas las causales
de nuestra situación.

Se hace el sordo
cuando vengo y le digo
visite a sus amigos
que viaje hasta Hawai
verá que en Paraguay
lo tratan de primera
capaz que allá lo quieran
nombrar emperador.