VIENE MI DIA CELESTE


 

Viene mi día celeste
de aurora flamante
de sol espumante
que a cada momento
dará a mis sueños
la fiel moraleja
que enseña y que deja
que ahuyenta y corrige
dolores y angustias
por lo despreciable.

Viene y vengo saliendo
de noches sin luna
de días con bruma
con la peste a cuestas
sabiéndome puesta
la ira por siempre
la boca por hambre
la risa por miedo
el irme al me quedo
y el darme mintiendo.

Viene y viene trayendo
un pacto sereno
y viene anunciando
que no existen males
ni tontos iguales
que duren cien años.
Viene abriendo camino
la mañana hermosa
en que cada cosa
recobre su horario
y su calendario
de tiempos normales

Vienen los días de pago
que cobro al por ciento
todo el movimiento,
todas las esperas
de cada manera
que fue necesario
para alzarse a diario
contra el enemigo
a quien yo bendigo
por hacerme firme.