VIEJOS LANCHONES


 

Viejos lanchones que se duermen al amanecer
y yo camino con mi paso breve.
Esta ciudad parece que no encuentra su final feliz
se pierde sola en sus tribulaciones.

Desde hace tiempo en "cayera"

en manos de unos lobos
que pusieron las pasiones
en estado de emergencia
y cada árbol , cada sitio ,
cada banco de la plaza
tenia un gesto una mirada
que lo hacia sospechoso
y los pájaros sabían
que ya estaban condenados
al primer trino indecente
les volaban la cabeza ...
y mi ciudad quedo al fin
con su río que habla solo ...
de su niñez...

Era famosa en casi toda esta gran nación
la chicha fresca de manzana.
Y aun quedan quienes recuerdan con cierta emoción
un banquetazo en el "guata amarilla"
Esta ciudad me queda lejos para recordar
no están los tiempos para hacer memoria.
Y suele suceder con cierta regularidad ,
que uno se olvida de los detalles.

Desde el tiempo en que vinieron
a enzeñarnos la coraza
a robarnos oro y plata
derritiendo nuestros dioses
y arrasaron las paredes
de los templos mas sagrados
embargando el patrimonio
por chatarra inoxidable
y nos dieron la cicuta
en vaso desechable
y se hicieron uniforme
lo que ayer fueron bluyines...
y mi país quedo al fin, con su gente que habla sola ...
de su niñez.