Llueve , llueve y los alemanes van a comprar pescado los viernes en el mercado fluvial